lunes, 27 de junio de 2011

Der old love:

Sé que esto ha acabado. Era lo más justo, puede que nosotros no estuviésemos destinados a estar juntos. De todas formas, gracias por todos los momentos que compartimos. He crecido como persona y he aprendido muchos valores de la vida, así que de algún modo debo darte las gracias.
No fui la mejor novia, pero te prometo que muchas veces lo intenté. Y es que la perfección no existe, perdón si era eso lo que buscabas. 
Nunca he estado a la altura de lo que querías, intentabas hacer de mi alguien quien en verdad no era. Jugaste conmigo, con mis sentimientos, perdí confianza en mi. 
No voy a olvidar todas las cosas bonitas que me dijiste, me servirán de apoyo, o eso espero.
Porque el mundo está lleno de gente que sí sabe valorar lo que tiene, y puede que yo no sea mucho, pero soy una persona al igual que tú.
Solo quiero que seas feliz, ya sea cerca de mi o no. Aunque he de reconocer que me haría mucha ilusión que te acordases de mi de vez en cuando. 





sábado, 18 de junio de 2011

Yo vivo, tu sufres.

+ ¿Y qué tal si nos intercambiamos los papeles?
- ¿Cómo es eso?
+ Es fácil, yo vivo, tu sufres.




lunes, 6 de junio de 2011

Cuando le besas, si cierra los ojos es que te quiere de verdad.

+ Estoy confundida... No sé si me quiere...
- Solo hay una manera de saberlo.
+ ¿Como?
- Cuando le besas, si cierra los ojos es que te quiere de verdad.
+ Eso nunca lo podré saber... Porque cuando me besa soy incapaz de abrir los ojos.




sábado, 4 de junio de 2011

Siempre me voy a levantar.

Sí, puede que no sea la persona más fuerte, ni la más valiente o la más decidida. Puede que me equivoque muchas veces, demasiadas quizás... Puede que me de cuenta de lo que quiero cuando ya no lo tengo, que mi lista de caprichos sea larguísima, que mis paranoias aumenten día sí y día también; que los malos momentos sean muchos, aunque los buenos los superen. Puede que complique lo fácil, que facilite lo difícil, y también puede que tropiece cien mil veces con la misma piedra, pero ten por seguro que siempre me voy a levantar. Siempre.



miércoles, 1 de junio de 2011

Cambiaron tanto las cosas...

Al final resultó verdad todo lo que un día le tuve miedo. Tenía miedo de perderte, de que te alejaras de mí. Decías que no, pero cambiaron tanto las cosas...


Queda prohibido.


Queda prohibido llorar sin aprender, levantarte un día sin saber qué hacer, tener miedo a tus recuerdos... Queda prohibido no sonreír a tus problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños... Queda prohibido no intentar comprender a las personas, pensar que sus vidas valen menos que la tuya, no saber que cada uno tiene su camino y su dicha. Queda prohibido no crear tu historia, no tener un momento para la gente que te necesita, no comprender que lo que la vida te da también te lo quita. Queda prohibido no buscar tu felicidad, no vivir tu vida con una actitud positiva, no pensar que podemos ser mejores, no sentir que sin ti este mundo no sería igual. 



Junto a mi tú volviste a sonreír.

¿Que no podias vivir sin mi? Eso quedó en el aire, pasaste de ser todo en mi vida a no ser nadie, ya no me importa lo que digas, me juraste tantas cosas que resultaron mentiras, me utilizaste  te equivocaste tanto conmigo... Todavía no sé por qué contigo me porté bien, dijiste que era para siempre pero ya no estas hoy, y pensar que yo por ti me convertí en quien soy, encontraré a alguien que sí me sepa valorar, no sé si lo que siento es falso porque me enseñaste a amar, me juraste tantas verdades y yo creyéndote... Si algún día quieres volver ya no estaré esperándote.



Nunca te dije: lo eres todo.

Nunca te dije "lo eres todo", por temor a que lo supieras, a que lo utilizases, a que me vencieses. ¿Sabes por qué? Porque el temor y el amor están tan apareados que si miras siempre los verás juntos. Aunque por otro lado, el amor y el desamor nos hacen sentir, y sentir es la esencia de estar vivo.



Las palabras se las lleva el viento, y tú con el te vas yendo.

Tus palabras se las llevó el viento, ese viento del Norte que anuncia una tormenta. Tus palabras suenan a vacío, ese vacío que has dejado en mí. Mis palabras no tienen respuesta y creo que ya no la buscan, porque saben que no tienen regreso. Las palabras se las lleva el viento, y tú con él te vas yendo.