domingo, 6 de mayo de 2012

Our song.

Estaba cargando la escopeta con mi cabello despeinado en el asiento delantero de su auto. Él tenía una mano en el volante y otra en mi corazón. Miré alrededor, bajé la radio y él me preguntó: ¿algo va mal? Y yo le dice: nada, solo estaba pensando que nosotros no tenemos una canción. Y él dijo: nuestra canción es el golpe de la puerta sonando tarde golpeando tu ventana, cuando estamos hablando por teléfono y hablas muy bajito porque tu madre no lo sabe. Nuestra canción es la manera en la que te ríes, la primera cita "hombre, no la besé y debí haberlo hecho"
Y cuando regreso a casa, antes de decir "amén" le pregunto a Dios si podría escucharla de nuevo.
Estaba caminando por las escaleras del porche después de todo ese día, todo estaba mal, había sido pisoteada. Iba hacia el pasillo, bueno, en mi camino hacia mi querida cama. Casi no noté todas las rosas y la nota que decía: nuestra canción es el golpe de la puerta sonando tarde golpeando tu ventana, cuando estamos hablando por teléfono y hablas muy bajito porque tu madre no lo sabe. Nuestra canción es la manera en la que te ríes, la primera cita "hombre, no la besé y debí haberlo hecho"
He escuchado cada álbum en la radio esperando que alguna canción fuese tan buena como la nuestra.
Nuestra canción es el golpe de la puerta sonando tarde golpeando tu ventana, cuando estamos hablando por teléfono y hablas muy bajito porque tu madre no lo sabe. Nuestra canción es la manera en la que te ríes, la primera cita "hombre, no la besé y debí haberlo hecho"
Estaba cargando la escopeta con mi cabello despeinado en el asiento delantero de su auto. Agarré un lápiz y una servilleta y escribí debajo nuestra canción.